Periodismo con un plus

Telescopio “Tigre” detecta explosiones estelares

Deja un comentario


image

El Telescopio Internacional de Guanajuato Robótico Espectroscópico (Tigre) recientemente entró en operación y ya ha detectado dos explosiones estelares, con lo que es considerado el más moderno de México y uno de los mejores en Latinoamérica
La Universidad de Guanajuato (UG) puso en marcha el Telescopio Internacional de Guanajuato Robótico Espectroscópico (Tigre), considerado el más moderno de México y uno de los mejores en Latinoamérica.
Con 15 toneladas de pesos, 5 metros de altura y una apertura de 1.2 metros, este telescopio está instalado en el Observatorio Astronómico de La Luz de la Universidad de Guanajuato y es el resultado de la cooperación internacional con la Universidad de Hamburgo de Alemania y la Universidad de Liege de Bélgica.
La inversión fue de 40 millones de pesos, de los cuales el 75 por ciento fueron aportados por la Universidad de Hamburgo, que significa el mayor apoyo al desarrollo científico de la astronomía en la historia del estado de Guanajuato, destacó el rector del campus, Luis Felipe Guerrero Agripino.
Agregó que la UG es la primera universidad pública estatal del país en tener un equipo tan sofisticado.
Miguel Ángel Trinidad Hernández, director del departamento de Astronomía de la UG, resaltó que la apertura de este telescopio coincide con tres acontecimientos trascendentes: el 30 aniversario del observatorio La Luz, 20 años de la fundación del departamento de astronomía de la universidad y 10 años de la creación del posgrado en Astrofísica.
El proyecto del telescopio “Tigre” inició en 2006; “lo que lleva mucho tiempo termina bien y el Tigre es pequeño, pero poderoso”, destacó Jürgen Schmitt, profesor de la Universidad de Hamburgo.
Es el cuarto telescopio más grande de México y el único a nivel nacional por su tamaño con funcionamiento totalmente robotizado que permite que investigadores de las tres universidades lo manejen de manera remota.
El director de la División de Ciencias Naturales y Exactas del Campus Guanajuato de la Universidad de Guanajuato, Martín Picón Núñez, destacó que “Tigre” es un proyecto internacional en el que colaboran investigadores de México, Alemania y Bélgica, a través de las universidades de Guanajuato, Hamburgo y Liege, respectivamente, con un telescopio completamente robotizado, en el que se ha instalado un espectrógrafo de alta resolución angular.
“Esto permite hacer estudios de líneas espectrales de objetos estelares muy precisos. Cuenta con cámaras CCD de última generación, así como con equipo de cómputo de alto rendimiento”, explicó.

Colaboración científica
El primer secretario de Asuntos Científicos de la Embajada de Alemania en México, Rüdiger Kappes, dijo que el nuevo telescopio es un factor importante en la colaboración científica entre los tres países para afianzar las relaciones académicas internacionales.
El impacto de este telescopio no tiene precedentes ya que posiciona a la Universidad de Guanajuato como la única universidad al interior de la República Mexicana en contar, como parte de su infraestructura, con un telescopio con tecnología de punta.
Esto permitirá a la universidad consolidar su presencia científica a nivel nacional e internacional, lo cual ayudará a que profesores y estudiantes generen redes de colaboración, además de impulsar el desarrollo de la ciencia y la tecnología en el estado de Guanajuato.
Este Telescopio Internacional -inaugurado oficialmente el 15 de agosto pero que está en funcionamiento desde el año pasado-, ha detectado ya dos eventos astronómicos importantes.
Observó una explosión estelar conocida como “Nova” el 16 de agosto de 2013 y una “Supernova” el 21 de enero de este año, que es una explosión de una estrella mucho más grande que el sol, en la galaxia M-82.
La primera explosión fue denominada “Nova Delphini 2013?, ya que estuvo visible en la constelación de Delphinus (el Delfín).
El doctor Miguel Ángel Trinidad Hernández, director del Departamento de Astronomía de la Universidad de Guanajuato, destacó que desde los meses de julio y agosto del año pasado, se empezaron a tener los primeros resultados.
“El Tigre es un telescopio óptico, de 1.2 metros de diámetro en su espejo principal y es totalmente robotizado, esto quiere decir que no se necesita la intervención humana para poder operarlo, pero la pregunta es cómo opera, simplemente lo que uno hace es que el telescopio está conectado a una serie de computadoras, a través de una computadora, nosotros le damos las indicaciones de lo que tiene que hacer toda la noche, y el telescopio lo hace de manera automática”, explicó.

Totalmente robotizado
El astrónomo agregó que este telescopio sabe a qué hora va a abrir, a qué hora va a cerrar, decide qué objetos va a observar a determinada hora, pero más aún, está totalmente robotizado, ya que si el clima no es propicio para la observación el telescopio no se abre.
Se cuenta con cámaras tanto al interior como el exterior, que están monitoreando las condiciones del clima, y en base a eso, el telescopio decide si ese día observa o no, lo que es una ventaja que permite eficientar el uso del telescopio.
“El telescopio está conectado a un espectrógrafo de muy alta resolución, donde no obtenemos un imagen del objeto que vamos a observar, sino un espectro de la emisión del cuerpo que estamos observando, entonces un espectro es un conjunto de líneas, tanto en emisión como en absorción, que caracterizan la emisión del cuerpo en mención, entonces el Tigre no observa imágenes, observa espectros”, detalló.
El especialista recordó que durante las primeras pruebas para ver su funcionamiento, sucedió un evento astronómico importante, el 16 de agosto del año pasado con la explosión de una Nova en la constelación del Delfín.
“Entonces la Nova Delfi la pudimos observar, seguir, monitorear la evolución del brillo de esta estrella que explotó, esto nos daba garantía que el telescopio estaba operando de acuerdo a lo previsto, no fuimos los únicos que vimos esta Nova, pero vimos que el Tigre funcionó”, relató.
Afortunadamente a inicios de este año, el 21 de enero de 2014, se dio la explosión de una Supernova en otra galaxia, que también fue captada por “Tigre”.

image

Eeventos astronómicos
“Tigre está optimizado para observar estrellas, en principio estrellas de nuestra galaxia, estrellas relativamente cercanas, pero también con la detección de la Supernova que se da en enero de 2014, el telescopio muestra la capacidad que tiene, que no solamente puede observar estrellas de la galaxia, sino que también puede observar algunos eventos astronómicos que se dan en otras galaxias, y eso le da un potencial bastante grande al telescopio”, destacó.
Estableció que Este telescopio ayuda muchísimo a la Universidad de Guanajuato, porque hasta ahora en México, existen dos observatorios profesionales: San Pedro Mártir en Baja California, operado por la UNAM, y el observatorio “Guillermo Haro” en Cananea, Sonora, que es operado por el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica.
“Hasta ahora, no había un instrumento profesional en una universidad pública estatal, en tener un instrumento como esto, nos da orgullo, porque ahora podemos competir a niveles nacionales e internacionales”, resaltó el especialista.
A pregunta expresa sobre cómo el desarrollo de la ciencia se ve reflejada en la sociedad, el director del departamento de Astronomía de la Universidad de Guanajuato destacó que generalmente lo que desarrollan es ciencia básica, por lo que “El Tigre” es una alternativa para que los jóvenes tengan para seguir preparándose.

Instrumento de vaguardia
“La instalación de un instrumento de vanguardia, motiva a la sociedad, la interesa en los temas de la ciencia y tecnología, entonces es una manera indirecta de cómo el desarrollo de la astronomía va beneficiando a la sociedad, da una alternativa para que puedan estudiar, de interesen en la ciencia”, dijo.
No obstante, el especialista señaló que se ha tenido una serie de problemas, porque dos minas que están operando en un área cercana al telescopio, las cuales generan mucho polvo, contaminación lumínica, vibraciones, que ponen en riesgo la operación del telescopio.
“Tenemos negociaciones desde mayo del año pasado, con representantes de una Mina, logramos que pavimentaran un tramo de 500 metros para aminorar problemas de polvo, pero esto no resuelve la problemática, solamente de manera parcial.
“Esto afecta no solamente el resultado de una investigación, el problema es que afecta el funcionamiento del telescopio, afecta a todas las investigaciones por igual, el problema del polvo, reduce el tiempo de vida del telescopio, las computadoras, afecta las observaciones, se deterioran, es un problema grave y complejo que tenemos que atender”, puntualizó.

image

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s