Periodismo con un plus

Rosetta se ha convertido hoy en la primera nave en reunirse con un cometa

Deja un comentario


image

Tras un viaje de una década persiguiendo a su objetivo, la nave de la ESA Rosetta se ha convertido hoy en la primera nave en reunirse con un cometa, abriendo así un nuevo capítulo en la exploración del Sistema Solar.
El cometa 67P/Churyumov–Gerasimenko y Rosetta se encuentran ahora a 405 millones de kilómetros de la Tierra, a medio camino entre las órbitas de Júpiter y Marte, avanzando velozmente -a casi 55.000 kilómetros por hora- hacia el Sistema Solar interior.
El cometa sigue una órbita elíptica de 6,5 años que lo lleva hasta más allá de Júpiter, en su punto más alejado, hasta entre las órbitas de Marte y la
Tierra en el punto más próximo al Sol.
Rosetta lo acompañará durante más de un año: juntos rodearán el Sol y volverán de nuevo hacia Júpiter.
Se cree que los cometas son parte de los ladrillos primitivos con que se construyó el sistema Solar, y que podrían haber contribuido a traer el agua a la Tierra -quizás incluso a sembrarla con los ingredientes de la vida-.
Quedan muchas preguntas fundamentales acerca de estos enigmáticos objetos, y Rosetta aspira a aclararlas mediante un estudio completo, in situ ,
del cometa.
La travesía hasta el cometa no ha sido directa. Desde su lanzamiento en 2004 Rosetta ha sobrevolado la Tierra tres veces, y una Marte, para ajustar
su órbita con la ayuda de la gravedad de estos planetas.
Esta compleja trayectoria también ha hecho posible que Rosetta visitara los asteroides Šteins y Lutetia, de los que ha obtenido imágenes y datos científicos sin
precedentes.
“Después de un viaje de cinco meses y cuatro días, después de cinco vueltas alrededor del Sol y de 6.400 millones de kilómetros, estamos encantados de anunciar, por fin, que ¡ya hemos llegado!”, ha dicho Jean-Jacques Dordain, Director General de la ESA.
“La nave europea Rosetta se ha convertido en la primera nave de la historia en reunirse con un cometa, un hito en la exploración de nuestros orígenes.
Ha llegado la hora de los descubrimientos”.
Hoy hemos visto la última de una serie de diez maniobras iniciadas en mayo para ajustar gradualmente la velocidad y la trayectoria de Rosetta a
las del cometa. Si cualquiera de estas maniobras hubiera fallado la misión se habría perdido; el cometa, simplemente, hubiera pasado de largo”.
“Este logro es el resultado de un esfuerzo internacional enorme a lo largo de varias décadas”, explica Álvaro Giménez, Director de Ciencia y Exploración Robótica de la ESA.
“Ha sido un largo camino desde que se discutió por primera vez el concepto de esta misión a finales de los años setenta, y desde que se aprobó en 1993.
Ahora estamos a punto de abrir un tesoro para el conocimiento científico, que permitirá reescribir los libros sobre cometas durante varias décadas”.
El cometa empezó a revelar su personalidad a
medida que se acercaba Rosetta.
Las imágenes tomadas por la cámara OSIRIS entre finales de abril y principios de junio mostraron que su actividad era variable. El ‘coma’ del cometa –su envoltura de polvo y gas– comenzó a brillar rápidamente para luego volver a apagarse en el transcurso de apenas seis semanas.
En ese mismo periodo, las observaciones realizadas
con el instrumento MIRO indican que el cometa
estaba emitiendo unos 300 mililitros de vapor de
agua cada segundo.
El Espectrómetro Térmico en el Visible y en el
Infrarrojo, VIRTIS, determinó que la temperatura
media del cometa era de unos -70°C, lo que indica
que su superficie está cubierta en su mayor parte de
polvo oscuro, y no de hielo limpio.
Las impresionantes imágenes tomadas cuando la sonda se encontraba a 12.000 kilómetros de su objetivo desvelaron que el núcleo está formado por
dos masas independientes unidas por una especie de ‘cuello’, con forma de pato.
A medida que Rosetta seguía acercándose al cometa, sus imágenes fueron mostrando más detalles. Las imágenes más recientes se recibieron esta mañana y se publicarán esta misma tarde.
“Las primeras imágenes claras del cometa nos han dado mucho que pensar”, confiesa Matt Taylor, científico del proyecto Rosetta para la ESA.
“Los dos lóbulos del cometa, ¿son dos cuerpos independientes que se juntaron en algún momento de la historia del Sistema Solar, o es un único
cometa que ha sufrido una erosión drástica y asimétrica con el paso del tiempo?
Rosetta se encuentra en el lugar y en el momento adecuado para estudiar uno de estos objetos tan especiales”.
Hoy Rosetta se encuentra a solo 100 kilómetros de la superficie del cometa, pero todavía se acercará un poco más.
A lo largo de las próximas seis semanas la sonda describirá dos trayectorias triangulares frente al cometa, primero a una distancia de 100 kilómetros y luego a 50 km.
Durante estas maniobras sus instrumentos llevarán a cabo un minucioso estudio científico del cometa y cartografiarán su superficie para seleccionar
un buen lugar para el aterrizaje del módulo Philae.
Finalmente, Rosetta intentará describir una órbita casi circular a apenas 30 kilómetros de distancia y, en función de la actividad del cometa, podría acercarse un poco más.
“La llegada al cometa es solo el principio de una gran aventura, todavía nos tenemos que enfrentar a grandes retos a medida que aprendemos a trabajar
en este entorno inexplorado, empezando a orbitar un cometa y, en última instancia, aterrizando sobre su superficie”, explica Sylvain Lodiot,
responsable de las operaciones de Rosetta, de la ESA.
A finales de agosto se habrán identificado cinco posibles puntos para el aterrizaje de Philae, de entre los que se elegirá uno a mediados de septiembre. A lo largo de octubre se confirmará la secuencia definitiva para el despliegue del módulo de aterrizaje, inicialmente previsto para el día 11 de noviembre.
“A lo largo de los próximos meses caracterizaremos el núcleo del cometa y fijaremos las referencias para el resto de la misión, pero también empezarán los preparativos para otro hito en la historia espacial: el primer aterrizaje en un cometa”, aclara Matt.
“Tras el aterrizaje, Rosetta seguirá acompañando al cometa hasta el punto de su trayectoria más próximo al Sol, al que llegará en agosto de 2015, y en el viaje de vuelta, estudiando su comportamiento desde cerca para recoger datos sin precedentes sobre cómo funciona un cometa a lo largo de su órbita alrededor del Sol”.

Nota a los editores:
Rosetta despertó del modo de hibernación de espacio profundo el 20 de enero de 2014 a las 18:18 GMT, cuando todavía se encontraba a nueve millones de kilómetros del cometa 67P/ChuryumovGerasimenko. Acto seguido comenzó la reactivación de los 11 instrumentos científicos del satélite y de los 10 instrumentos del módulo de aterrizaje.
Entre el 7 de mayo y el 6 de agosto se realizaron 10 maniobras para corregir la órbita de la sonda, reduciendo su velocidad con respecto al cometa de 775 m/s a 1 m/s, el equivalente al paso humano. Esta serie de maniobras fue muy crítica: si cualquiera de ellas hubiese fallado, no hubiera sido posible reunirse con el cometa. Hay más información sobre estas maniobras en el blog de Rosetta: http://blogs.esa.int/rosetta/
La imagen oficial de la llegada se presentará en la sesión científica del evento que se está celebrando hoy en el ESOC, el Centro de Operaciones Espaciales de la ESA en Darmstadt, Alemania, y se publicará al mismo
tiempo en la página web de la ESA.

image

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s