Periodismo con un plus

Pretenden dar un trato más humano a familias ilegales detenidas en Texas

Deja un comentario


image

El centro de detención cuenta con murales alusivos a personajes de historietas en las paredes, animalitos de peluche, salas de juegos, refrescos y una peluquería.
Las comodidades de esta instalación del sur de Texas para mujeres con hijos detenidas cuando cruzaban la frontera ilegalmente son inusuales en este tipo de centros de detención y reflejan los esfuerzos por dar un trato más humano a esa población, según las autoridades de inmigración.
Ante la ola de cruces ilegales de los últimos meses, sobre todo de menores que viajan solos y de padres que quieren traer a sus hijos a Estados Unidos, las autoridades decidieron convertir una prisión para hombres localizada 80 kilómetros (50 millas) al sur de San Antonio en un sitio apto para alojar temporalmente a familias.
El Centro Residencial del Condado de Karnes es el tercero de su tipo en el país. Hay otros dos en Nuevo México y Pensilvania y es posible que en un futuro cercano se construyan más instalaciones para albergar familias.
El centro empezaba a recibir inmigrantes detenidos el viernes. Puede alojar hasta 532 personas a un costo de 140 dólares diarios por individuo.
La administración del sitio fue entregada al GEO Group, especializado en el manejo de prisiones.
Los agentes de la Patrulla de Fronteras han detenido a más de 57.000 niños migrantes que cruzaban la frontera ilegalmente sin sus padres desde octubre.
El presidente Barack Obama dijo que hay una crisis humanitaria y advirtió a los padres de los peligros que conlleva el dejar a sus hijos en manos de coyotes para que los traigan ilegalmente al país.

Solo recibirá familias detenidas en Texas
En el centro de Karnes no se alojará a ningún hombre adulto. Solo recibirá familias detenidas en Texas a lo largo del valle del río Bravo. Las autoridades dicen que no saben cuántas personas llegarán el viernes ni cuánto tiempo tomará ocupar todas las camas.
Enrique Lucero, director de una oficina del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, dijo que, si bien cada caso es distinto, se presume que las familias permanecerán en el centro un promedio de 23 días.
Las autoridades federales organizaron visitas guiadas para periodistas, funcionarios locales, funcionarios consulares y defensores de la causa de los inmigrantes que están en el país sin permiso el jueves, para mostrar el trato que recibirán los detenidos cuando crucen el portón de ingreso.

Serán revisadas
Las personas que sean traídas al centro serán revisadas, se tomarán una ducha y podrán seleccionar la ropa que quieren usar ellas y sus hijos. Las madres pueden pedir pañales, botellas para los bebés, chupetes y frazadas.
Durante su detención tendrán acceso a dentistas, una biblioteca con libros en inglés y español, salones de juegos, atención para los menores, teléfonos a pagar, televisores de pantalla plana, acceso gratis a la internet, canchas de básquetbol bajo techo y al aire libre, equipos de pesas y una pequeña cancha de fútbol.
Muchas de esas instalaciones ya están funcionando. El centro, inaugurado en el 2012, fue construido tomando en cuenta los requisitos de grupos defensores de los derechos de los inmigrantes ilegales que se quejaban de que los menores eran encerrados en sitios con alambres de púas y debían acatar reglas muy estrictas diseñadas para prisiones que alojan a delincuentes curtidos.

Ambiente más acogedor
Las autoridades pintaron murales con naves espaciales, peces coloridos y otros animales del zoológico “para crear un ambiente más acogedor para las familias”, según Lucero.
En las recámaras, por ejemplo, hay animalitos peluche y junto a una cuna había un ejemplar del libro para niños “Green Eggs and Ham”.
Personal carcelario acostumbrado a lidiar con hombres adultos fue entrenado en el trato de menores, incluidas técnicas de resucitación de niños. La instalación firmó un contrato con una escuela de la zona para que ofrezca clases bilingües de primaria y secundaria. A los menores en edad escolar se les exigirá que asistan a clases mientras permanezcan allí, indicó Lucero.
Hasta se cambió el nombre de lo que supo ser el Centro de Detención Civil del Condado de Karnes, el cual fue rebautizado Instalación Residencial del Condado de Karnes.

Instalaciones temporales
A pesar de las comodidades, las autoridades afirman que el centro no debe ser considerado un destino atractivo. Es un centro de detención y nadie podrá salir hasta que no se le haya iniciado un proceso legal de asilo o deportación, indicó Lucero.
“Nuestras fronteras no están abiertas para una inmigración ilegal. Si vienes ilegalmente y no tienes cómo justificar su permanencia bajo nuestras leyes, te enviaremos de vuelta”, aseguró el secretario de Seguridad Interior Jeh Johnson en un comunicado. “La apertura de ese centro adicional refleja nuestro compromiso de ofrecer instalaciones temporales para adultos con niños mientras se adelantan los procedimientos de remoción”.
Los centros de detención de inmigrantes ilegales se vieron desbordados y las autoridades comenzaron a liberar a familias de inmigrantes sin permiso de residencia, con la orden de que se presentasen a los 15 días.

image

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s